Regresar

Hecho en Chile

Todos nuestros helados son fabricados localmente en la fábrica de Macul, ubicada en Vicuña Mackenna y desde aquí son distribuidos a todo el país.

Nuestra fábrica cuenta con paneles solares que temperan el agua para el uso de servicios básicos de la misma.

¿Cómo lo hacemos?

La fábrica Macul se abastece de energía eléctrica proveniente de fuentes renovables no convencionales.

Todos los palitos de nuestros helados tienen certificación FSC, que corresponde a una organización global que se preocupa de promover el manejo forestal responsable en todo el mundo.

Contamos con el ISO 14.001 sobre Gestión Ambiental, la cual ayuda a la organización a identificar, priorizar y gestionar los riesgos ambientales, como parte de sus prácticas de negocios habituales.

Todos nuestros nuevos freezers son ecológicos. El gas R290 es un refrigerante natural. No daña la capa de ozono y reduce el impacto en el calentamiento global.

Todos nuestros helados están hechos SIN colorantes artificiales.

NESTLÉ a nivel mundial anunció su ambición de hacer que el 100% de nuestros empaques sean reciclables o reutilizables para el 2025.